Búsqueda por fecha

(Haciendo Click sobre cada título se despliega la nota completa, más fotografías y videos)

28.1.11

Desde el Gobierno coinciden con la UIA en la necesidad de "promover la producción y el trabajo nacional"


(Télam) El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y el ministro de Economía, Amado Boudou, coincidieron hoy con la Unión Industrial Argentina (UIA) en la necesidad de "promover la producción y el trabajo nacional", y señalaron que el aumento en las importaciones en 2010 se debió al requerimiento de mayor cantidad de insumos por parte de la actividad local.

"Miré detenidamente el informe de la UIA y me satisface enormemente. Promover el trabajo y la producción nacionales es imperioso", subrayó Fernández, en relación con el documento que dio a conocer ayer la central empresaria.
En el comunicado, la UIA destacó que 2010 fue un año de "fuerte crecimiento de la actividad económica y para el presente año se espera que esta tendencia continúe en niveles similares".
Fernández recordó que en 2009 "el mundo se comió todos los sopapos, empezando por el imperio, Estados Unidos, y siguiendo por todos los países de Europa, Irlanda, Portugal, España, Italia, Grecia, con los dolores de cabeza que les ha traído".
”Nosotros no sólo capeamos el temporal, sino que la Presidenta decidió medidas contra cíclicas que fueron las segundas más importantes del mundo, después de China, según admitió Naciones Unidas, con las conclusiones que ya conocemos", dijo el ministro.
Añadió que las importaciones crecieron 46% en 2010, lo que obliga a los sectores industriales a fomentar "procesos de inversión que aumenten la capacidad productiva, a fin de satisfacer la importante demanda con producción y trabajo argentinos".
En declaraciones a radio Continental, Fernández aclaró que el alza de la importación "tiene que ver con insumos que componen la producción de los argentinos".
Se interrogó luego sobre las decisiones empresarias: "¿Qué hacen? ¿No fabrican un auto porque tienen que importar unas partes? Ojalá pudiéramos fabricar con todos productos locales, pero a veces no es posible", dijo el jefe de ministros.
Fernández descartó además que el posicionamiento de la UIA implique un pedido de modificación del tipo de cambio.
Matizó, por otra parte, las declaraciones contrarias que habría realizado la ministra de Industria, Débora Giorgi, y sostuvo: "¿Cómo puedo estar en contra de un informe de esas características?
"Lo de Débora fue una intoxicación clarinesca que todos conocemos, que la ha hecho decir lo que sintió ante la mala fe tanto de Clarín como de La Nación, que cotidianamente insultan y agravian al gobierno todo", concluyó.
Boudou, a su vez, advirtió que "desde algunos medios se quiere presentar una contradicción cuando en realidad vamos en el mismo sentido".
"Compartimos en un cien por ciento el comunicado" de la entidad fabril, indicó el ministro, y agregó que "cuando se busca controlar la importación de productos que se producen en la Argentina, estamos cuidando a las empresas argentinas y por lo tanto la generación de empleo".
La UIA destacó la conveniencia de controlar la importación de bienes que se producen en el país e instó a sus afiliados a seguir invirtiendo en el país, conceptos que fueron destacados por Boudou en declaraciones a Radio La Red.
"Las políticas implementadas durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner permitieron que la industria vuelva a tener un rol importante en la Argentina", dijo el ministro.
"Se han creado casi 5 millones de puestos de trabajo y eso no se hace sin industria. Hay que cuidar la industria argentina y el empleo local porque esto nos va a permitir seguir creciendo", concluyó.

Alerta del Servicio Metereológico