Búsqueda por fecha

(Haciendo Click sobre cada título se despliega la nota completa, más fotografías y videos)

31.1.11

Fuerza Aérea por la droga hallada en España


(Télam) Hoy declararán como testigos los últimos siete de los 18 oficiales citados y que se desempeñan en la base aérea de Morón. Los que testimoniaron hasta el momento culparon a la Administración Nacional de Aviación Civil por no haber controlado el avión de los hermanos Eduardo y Gustavo Juliá, en cuyo interior había 944 kilos de cocaína, decomisados en el aeropuerto de Barcelona.

Los militares aseguraron que el control de cargas de la base, cuya administración es compartida por las autoridades civiles de ANAC y la Fuerza Aérea, correspondía a los primeros según las funciones delimitadas.

La declaración de los testigos coincidió con lo que dijeron el jueves otros seis oficiales de la Fuerza Aérea, entre ellos el vicecomodoro Jorge Tomasoni, deslindando responsabilidades en la ANAC, y con anterioridad por el comodoro Jorge Ayerzi, jefe militar de la base removido tras declarar.

El titular de la ANAC, Ricardo Palazón, declaró la semana pasada el control de las cargas en los aviones en la base era tarea de la Fuerza Aérea y desligó a su dependencia de toda responsabilidad.

El avión Challenger 604 que pilotearon los hermanos Eduardo y Gustavo Julíá y Matías Miret, hijos de ex altos jefes de la aeronáutica, fue detenidos en España el 2 de enero pero antes había estado hangarado en Morón desde el 5 de noviembre hasta el 31 de diciembre, donde se sospecha que fue cargada la droga.

Al margen de la evolución del expediente local, la justicia aguarda la remisión de información de la justicia española referida a los datos de la computadora de la nave, que podría arrojar luz sobre los pesos de despegue del avion en Ezeiza y en la escala de Cabo Verde y la forma en que se encontraba estibada la droga.

Alerta del Servicio Metereológico