Búsqueda por fecha

(Haciendo Click sobre cada título se despliega la nota completa, más fotografías y videos)

30.1.11

Impulsará Obama medidas sobre control de armas en EE.UU.


(Prensa Latina) El presidente estadounidense, Barack Obama, impulsará en las próximas semana una iniciativa tendiente a endurecer el control de las armas de fuego a raíz de la tragedia de Arizona.

Según el consejero presidencial, David Plouffe, el tema aparecerá en las próximas semanas, pese a la negativa de sectores conservadores encabezados por los miembros del movimiento conservador Tea Party.
Plouffe estima que esto es un asunto muy importante y no descartó que genere un recio debate en el Congreso.
Fuera del libreto del discurso sobre el Estado de la Unión, el tema de las armas pudiera ser abordado por Obama en una alocución en febrero.
El asunto despertó interés nacional, en especial, entre centenares de alcaldes y activistas que en la ciudad de Nueva York iniciaron este mes un movimiento favorable al control de estos artefactos.
Esta iniciativa debe tener total respaldo de la Campaña Brady para Prevenir la Violencia de las Armas, el grupo más grande del país y enfrentar la reticencia de la Asociación Nacional del Rifle, el mayor grupo a favor de la libre venta de armas.
También la ex gobernadora de Alaska Sarah Palin defiende el derecho a poseer armas, recogido en la Segunda Enmienda de la Constitución, ante los rumores de un posible cambio en las leyes que regulan su control.
Palin expresó ante la convención de caza y pesca de la asociación Safari Club International, en Reno (Nevada), que hay que "mantener el control sobre lo que nos dice la Casa Blanca".
El problema de las armas renovó su incidencia en la política local tras la tragedia del 8 de enero en Tucson, Arizona, cuando un pistolero disparó contra asistentes a un acto político y causó la muerte a seis personas, entre ellos una niña de nueve años y 14 heridos, incluida la congresista demócrata Gabrielle Giffords.
Las leyes estadounidenses son demasiado permisivas y facilitan la venta de armas, denunció recientemente en un editorial The New York Times.
El rotativo precisó que el Congreso estadounidense es sumiso ante el cabildeo de la industria armamentista y nada hace contra la falla legal, principal culpable de las muertes.
El restablecimiento de la prohibición federal a las armas de asalto y municiones de gran potencia es una de las posibles demandas que pudiera enfrentar el Congreso en los próximos meses.
En Estados Unidos, hay unas 300 millones de armas de fuego en manos de la población, la mayoría pistolas y revólveres vendidos libremente, con muy pocas trabas en algunos Estados.
Durante el gobierno de George W. Bush expiró la ley que prohibía la venta de armas semiautomáticas y el Congreso dominado por los republicanos no hizo nada para evitarlo.
En Estados Unidos unas 30 mil personas son víctimas cada año de masacres como la ocurrida en Tucson.
 

Alerta del Servicio Metereológico