Búsqueda por fecha

(Haciendo Click sobre cada título se despliega la nota completa, más fotografías y videos)

27.1.11

La Rioja: Fuertes vientos y lluvia produjeron daños en capita y crecidas en Sanagasta


Media hora de fuerte viento y lluvia fue suficiente ayer para producir diversos daños en la Capital. A la habitual caída de árboles y cables, se sumó un derrumbe en la zona de La Quebrada que dificultó el tránsito vehicular. En Sanagasta hubo importantes crecidas. Las precipitaciones continuarían hoy y mañana.
 
Ayer, luego de una jornada con altas temperaturas que rondaron los 42 grados de sensación térmica, la lluvia llegó a la ciudad pasada las 18:30. Además de un fuerte viento de más de 60 kilómetros por hora que produjo la caída de gajos en diferentes zonas.

En ese sentido, el director de Defensa Civil de la Provincia, Fabián Tapia, informó que "en la zona de La Quebrada en el kilómetro 13 se produjo un derrumbe que cortó el tránsito pero con el trabajo de la gente de Defensa Civil despejó la zona para que sea transitable pero con mucha precaución".

También comentó que "hubo varios árboles caídos, voladura de carteles publicitarios. Estamos trabajando en forma conjunta con los Bomberos Voluntarios", agregó detallando que no hubo evacuados.

Por su parte, Defensa Civil municipal trabajó con los árboles caídos, especialmente en los barrios de la zona oeste, donde debieron acudir para prevenir. También se reportó que carteles de gran tamaño quedaron muy averiados, al punto tal que se debió dejar una guardia del organismo a modo de prevención.

Sanagasta

En el caso de Sanagasta una fuerte lluvia que se abatió ayer en la villa veraniega de Sanagasta, puso en alerta a los pobladores, quienes temían una correntada mayor que afectara a la localidad.

El fenómeno climático comenzó alrededor de las 18, y se prolongó por espacio de 30 minutos, teniendo en permanente preocupación a los pobladores de la villa.

Por suerte sólo fue eso. Porque el agua cayó torrencialmente y trajo un gran caudal a una zona de viviendas, pero no hubo familias que sufrieran anegamientos.

La Policía informó que no se produjeron derrumbes en las cercanías, y tampoco hubo preocupación por el aumento del caudal del Río Grande que cruza el pueblo, y cuyas aguas vienen desde Huaco.

Lo que sí molestó y molesta a los vecinos, es que no se tuvo en cuenta la construcción de colectoras que tomen el agua de lluvia y de creciente y la encaucen hacia el Río Grande.

La fuerte lluvia de ayer, sin embargo "embarró" gran parte del acceso a la localidad. En el sector trabajó personal de Defensa Civil para despejar el asfalto anegado por arena, piedras y agua.

Alerta del Servicio Metereológico