Búsqueda por fecha

(Haciendo Click sobre cada título se despliega la nota completa, más fotografías y videos)

31.1.11

Llambías pidió la unidad de la Mesa de Enlace, pero le dio un derechazo a Buzzi


(Tiempo Argentino) El titular de Federación Agraria salió a responderle: “Me tiene sin cuidado lo que diga. El gobierno tiene una fenomenal posibilidad de articular políticas para los pequeños productores y evitar así que a las entidades nos una el espanto”.

Antes de formular una convocatoria explícita a la unidad de la Mesa de Enlace, el titular de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías le tiró un gancho a la mandíbula a su colega de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi. Durante la inauguración de la 69a Exposición de la Sociedad Rural de Neuquén, en la ciudad de Junín de los Andes, Llambías aseguró ayer que Eduardo Buzzi “prioriza” los intereses de la Federación Agraria por sobre la Mesa de Enlace y lo  responsabilizó por no ayudar para lograr “soluciones de fondo” en el sector.

“Priorizar los intereses individuales de nuestras entidades por sobre la defensa de los productores y de la producción nacional no nos ayuda para lograr las soluciones de fondo”, señaló el dirigente en clara referencia a la Federación Agraria. Llambías se sumó de esta manera a las críticas que ya le había formulado Hugo Biolcati contra Buzzi, cuando el mandamás de la Rural lo acusó de mantener una actitud de “amiguismo” con el gobierno. Ayer, Buzzi recogió el guante y le dijo a Tiempo Argentino: “Me tiene sin cuidado lo que diga Llambías”, e inmediatamente acotó: “Con Llambías y Biolcati es muy difícil que haya políticas diferenciadas para los pequeños y medianos productores”. Además, Buzzi le envió un mensaje al Ejecutivo: “El gobierno tiene una fenomenal posibilidad de tener una política para los pequeños y medianos productores y evitar así que a la Mesa de Enlace no la una otra vez el espanto.” Tal como lo habían demandado las entidades, el Ministerio de Agricultura realizó gestiones para que la industria molinera adquiera 500 mil toneladas de trigo, a precio pleno, a una cooperativa vinculada a la Federación Agraria. La medida motivó las críticas de otras organizaciones integrantes de la Mesa de Enlace, entre ellas la Sociedad Rural Argentina, y una discusión entre sus dirigentes. “Es lo que compra toda la molinería en un mes y se ordena comprarlo a un solo cliente”, disparó Biolcati, y se quejó porque “se persiste, de esta forma, en una mayor intervención de los mercados y se atenta desembozadamente contra las más elementales normas del comercio”. Ayer, Biolcati instó al ministro de Agricultura a sacarse “la careta”, y al jefe de Economía, Amado Boudou a analizar “seriamente” la inflación. Hace sólo tres días Eduardo Sancho, vicepresidente de Coninagro, una de las cuatro cámaras que conforman la Mesa de Enlace de la dirigencia agropecuaria, salió al cruce de quienes cuestionan al ministro Julián Domínguez, y expresó su apoyo a la gestión del funcionario.

“Yo no pediría la renuncia de Domínguez, ya que está trabajando en forma mancomunada desde el ministerio en lo que tiene que ver con las economías regionales y se registraron avances sustanciales”, dijo Sancho.

Llambías, por su parte, indicó que “la política implementada desde (el Ministerio de) Agricultura es parte de un sistema clientelista y soberbio que busca apoyos políticos mediante la compra de algunas voluntades”. También pidió a sus colegas de la Mesa de Enlace que dejen atrás las discusiones y piensen en la “unidad del campo”. “Necesitamos un ministro que se saque la careta y que nos diga sinceramente si participa de esta política que ya regaló U$S 2500 millones a molinos y exportadores, si ampara el robo a los productores trigueros”, reclamó el presidente de la Sociedad Rural en alusión a Domínguez. Biolcati también se sumó a esta andanada de críticas de Llambías y advirtió que “si no lo hace, nos explique por qué, aferrado a su cargo, se convierte en cómplice de un sistema al que reconoce tantos desaciertos”. Buzzi salió a ponerle el hombro al ministro: “Es un disparate reclamar la renuncia de un hombre como Domínguez que pone los pies en el barro y camina las provincias.”

Alerta del Servicio Metereológico