Búsqueda por fecha

(Haciendo Click sobre cada título se despliega la nota completa, más fotografías y videos)

28.1.11

Saramago y Pilar, protagonistas de una verdadera película de amor


(Tiempo Argentino) Se estrena en España un documental que resalta la dimensión ética y humana del Nobel portugués fallecido en junio pasado. Traductora de su obra al español, Pilar del Río fue su sostén emocional y compañera de vida.

En sus últimos años de vida, José Saramago sabía que la muerte le acechaba y su “única meta” era “vivir todos los días”, no rendirse “nunca”, como refleja el documental José y Pilar, del realizador portugués Miguel Gonçalves, que se estrena hoy en Madrid, Barcelona y otras seis ciudades españolas. El film resalta la dimensión humana y ética del escritor portugués, fallecido el pasado mes de junio a los 87 años. Durante dos horas, el espectador verá “al hombre que piensa, que se enfrenta al día a día y que nunca se da por rendido; un hombre con capacidad para soñar, imaginar y amar”, explicó a la agencia Efe Pilar del Río, viuda del gran escritor portugués y presidenta de la Fundación José Saramago. “Es mentira que tener ochenta años signifique que una persona ya está muerta. No es cierto, y José demostró que no lo es, que podía tener ternura, alegría, ilusión, felicidad y la ira, también la ira”, agregó la periodista andaluza, que compartió 24 años de vida y de amor con Saramago, y que ahora continúa difundiendo su espíritu de lucha “desde la más extrema de las humildades y, también, desde la más extrema de las soledades”.
La historia de amor entre Saramago y Pilar comenzó en 1986, cuando ella “me llamó a Lisboa, presentándose como una lectora que deseaba robarme un cuarto de hora –contó en vida el autor de El evangelio según Jesucristo–. Accedí, quedamos a las cuatro de la tarde. Ella tenía 36 años y yo 63. Hablamos mucho e hicimos un recorrido por los lugares de mis novelas. Se marchó pero me dejó tocado. Le envié una carta: ‘Si las circunstancias de tu vida lo permiten me gustaría que nos encontráramos’.”
La viuda del autor de Memorial del convento, que ahora reside en Lisboa, anunció además que el próximo 18 de marzo abrirá al público la casa en la que ambos vivieron en la isla de Lanzarote, “para que la gente la pueda compartir, vean los árboles que José plantó, oigan la música que él escuchaba y visiten la biblioteca. En esa biblioteca, José pasó su última noche, rodeado de sus libros, los que le formaron como hombre y los que él escribió”.

Alerta del Servicio Metereológico