Búsqueda por fecha

(Haciendo Click sobre cada título se despliega la nota completa, más fotografías y videos)

5.2.11

Advierten que los diarios pyme subsidian el papel de Clarín y La Nación


(Tiempo Argentino) El titular de la entidad que nuclea a los periódicos regionales opinó que el manejo monopólico del insumo lesiona seriamente la libertad de información de los medios gráficos. Reposo habló de “asociación ilícita” en Papel Prensa.

El secretario de Diarios y Periódicos Regionales Argentinos (Dypra), Jorge Déboli, afirmó ayer  que  “los diarios pyme subsidian el papel y las ganancias del monopolio mediático” que controla Papel Prensa.
“Los diarios pyme de nuestro país, con el precio que pagan por este insumo básico, subsidian el precio que pagan los diarios accionistas (Clarín y La Nación) de Papel Prensa”, dijo Déboli, también titular del Grupo Editor Informes de la provincia de Buenos Aires.
El empresario pyme basó su afirmación en el balance de la situación en 2010 de la única fábrica de papel para diarios de la Argentina, Papel Prensa, elaborado por la Sindicatura General de la Nación (SIGEN).
“Esto es así porque, si bien aún rige la Resolución 1/2010 de la secretaría de Comercio Interior, que obliga a Papel Prensa a vender a todos los diarios de la Argentina al mismo precio que compran sus accionistas privados (Clarín y La Nación), las utilidades que determina el balance auditado por dicho organismo de control, vuelven a estas empresas como una virtual bonificación del precio que pagan por el papel que usan”, expresó.
Este esquema de funcionamiento de Papel Prensa explica “la plata que el Estado argentino no recibe como accionista (minoritario de la papelera) desde hace 32 años”, añadió.
“Además, como se viene denunciando desde Dypra, el manejo monopólico de la producción y comercialización del papel para diarios en todo este tiempo, lesiona seriamente la libertad de información de los medios gráficos del interior del país, al no poder estos comprar el papel suficiente para entregar todos los contenidos que el lector se merece”, sostuvo Déboli.
El secretario de Dypra consideró “más grave aún” que la “restricción que impone el precio del papel a los diarios ha limitado seriamente el derecho de los lectores a informarse a través de la mirada del medio local, básicamente del segmento de la información nacional, la que deben relegar en beneficio de los noticieros de TV y diarios editados en la Ciudad de Buenos Aires.”
Déboli reclamó en consecuencia que el Congreso Nacional, cuando retome sus sesiones, apruebe con el apoyo de todos los bloques “el tratamiento del proyecto de ley que declara de Interés Público la producción y comercialización de papel para diario, ya con dictamen favorable en Diputados”.
También demandó la sanción de “la norma regulatoria que debe garantizar la democratización de la palabra escrita en la Argentina”.
El titular de la SIGEN, Daniel Reposo, ratificó ayer que “hay un esquema de asociación ilícita” en el funcionamiento de Papel Prensa, según se desprende del balance de la situación empresaria de la fábrica de papel para diarios, elaborado por el organismo de control.
El balance, que determina que Clarín y La Nación reciben beneficios millonarios mientras el Estado no recibe plata desde hace 32 años, fue presentado el jueves por el ministro de Economía, Amado Boudou, y Reposo.
“Elevamos el informe al accionista Estado nacional para que tome intervención, porque está en juego la plata de todos los argentinos, pues la empresa fue solventada con dinero de todo el Estado”, explicó Reposo en declaraciones a Radio América.
Según el informe presentado el jueves, hubo además una “flagrante violación a la ley de sociedades” con el auditor externo de la empresa “que fue la misma persona durante muchos años y terminó asociándose” con la firma, por lo que “no hay un reflejo de la realidad en los estados contables” de la misma.
El síndico señaló asimismo que la desinversión en la empresa “se convirtió en una regla de oro” que hizo que los grupos Clarín y Nación “no le permitieran a los demás diarios comprar el papel, sino que tienen que importarlo y eso sale mucho más caro”.

Alerta del Servicio Metereológico