Búsqueda por fecha

(Haciendo Click sobre cada título se despliega la nota completa, más fotografías y videos)

8.2.11

Deploran corresponsales extranjeros ataques a periodistas en Egipto


(Prensa Latina) La Asociación de Prensa Extranjera de El Cairo (FPA, en inglés) deploró las agresiones de sectores afines al gobierno de Egipto contra periodistas, y reclamó protección para profesionales que cubren las protestas populares aquí.
 
El gremio periodístico con estatus no gubernamental señaló que "deplora los terribles ataques contra personas inocentes y desarmadas en El Cairo y en cualquier otro sitio, incluidos muchos periodistas que sólo cumplen sus obligaciones profesionales".

La nota dirigida al ministro de Información, Anas Al-Fiqi, expresó que el FPA agradecería su intervención ante el Ministerio del Interior y los servicios de seguridad pidiéndoles que "desplieguen sus esfuerzos a fin de proteger a periodistas foráneos".

De igual modo, abogó porque a los profesionales de la información acreditados aquí "se les facilite su actividad de cubrir los actuales acontecimientos de Egipto y su evolución", luego que muchos colegas se quejaron de numerosas molestias, acoso y hasta maltratos físicos.

Organizaciones internacionales de protección de los periodistas criticaron la campaña difundida por medios notidiosos egipcios, básicamente la televisión y la radio estatales, que presenta a los reporteros extranjeros como artífices de una "agenda oculta".

Al menos medio centenar de periodistas extranjeros sufrieron agresiones físicas, detención, confiscación o robo de sus materiales de trabajo y hasta acoso e intimidación por parte de simpatizantes del presidente Hosni Mubarak.

Los hechos más lamentables se registraron el 3 de febrero, un día después de que huestes afines al gobierno arremetieron violentamente a lomo de caballos, camellos y burros contra manifestantes que exigían la renuncia del mandatario en la capitalina plaza Tahrir.

Además de la violencia callejera guiada o tolerada por efectivos de seguridad vestidos de paisano, en los desórdenes se produjeron ataques con armas de fuego, en uno de los cuales murió un periodista del diario progubernamental egipcio Al-Ahram, quien fue sepultado hoy.

La retórica de los partidarios del gobierno tildó de "infieles" a reporteros egipcios que trabajan para medios noticiosos extranjeros.

El Ministerio de Información emitió hace días un comunicado negando la existencia de una política oficial contra la prensa foránea, y en el cual subrayó que "los actos de violencia contra periodistas o cualquier otra persona son inaceptables".

La nota reconoció que en el país hay más de mil reporteros extranjeros permanentes y enviados especiales, y que algunos fueron detenidos brevemente para indagaciones, pero liberados poco después.

"Lamentablemente, los periodistas extranjeros han estado en peligro por las mismas condiciones que han amenazado a todos los egipcios en áreas del país donde se produjeron disturbios y quebrantamientos de la seguridad", justificó la dependencia mediante el Centro de Prensa.

Alerta del Servicio Metereológico