Búsqueda por fecha

(Haciendo Click sobre cada título se despliega la nota completa, más fotografías y videos)

6.2.11

El gobierno egipcio se reunió con la oposición y aceptó una reforma de la Constitución


(Télam) El gobierno egipcio se reunió hoy con grupos opositores, entre ellos los Hermanos Musulmanes, y acordaron reformar la Constitución y la eliminación de la Ley de Emergencia, vigente desde 1981, mientras miles de manifestantes continúan reclamando en las calles la renuncia del presidente Hosni Mubarak.

El vicepresidente egipcio, Omar Suleiman, encabeza la representación del gobierno en las negociaciones de las que participan las principales fuerzas de la oposición.
Además de los Hermanos Musulmanes, grupo proscripto hasta ahora por el régimen de Mubarak, también participarn del encuentro Naguib Sawiris, representante del Premio Nobel de la Paz Mohammed El Baradei, cuya agurpación se llama Acción para el Cambio, el partido liberal Wafd y el grupo de izquierda Tagammu, informó la agencia Mena.
Suleiman y la oposición llegaron a varios acuerdos, como limitar los mandatos presidenciales a dos periodos y reformar los requisitos para poder presentarse a las elecciones, ya que hasta ahora los requisitos eran tan complejos que hacía prácticamente imposible para el resto de grupos políticos presentarse.
Estas decisiones, anunciadas por la televisión estatal, incluyen, por último, la eliminación de la Ley de Emergencia, vigente en el país desde 1981, año en que llegó Mubarak al poder.
Sin embargo, el vicepresidente egipcio rechazó hoy una propuesta de la oposición para asumir la conducción del gobierno en lugar de Mubarak.
La respuesta del vicepresidente, en el marco de las negociaciones en las que se acordó crear un comité para la reforma constitucional, fue difundida por uno de los participantes en los coloquios, informó la agencia ANSA.
Mientras Mubarak, que ayer anunció la dimisión de la cúpula de su partido -Partido Nacional Democrático (PND)- en bloque, pretende normalizar hoy la vida de El Cairo, en el día en que Egipto comienza la semana.
Uno de los puntos clave en esta vuelta a la normalidad es la plaza Tajrir (Liberación), ocupada desde hace casi dos semanas por los manifestantes que quieren que caiga Mubarak.
El Gobierno comenzó a retirar los coches quemados, en un intento de que la limpieza aparente normalidad, y abrió al tráfico el puente Kasr el Nil, un lugar estratégico para el acceso a la plaza.
"Nosotros queremos que la gente regrese a trabajar y reciba su sueldo, y que la vida regrese a la normalidad", dijo el comandante del Ejército egipcio Hasan al-Roweny, que recorrió la plaza Tajrir para intentar convencer a los manifestantes de que se marchen de la céntrica y habitualmente concurrida intersección.
Sin embargo, los manifestantes, lejos de amedrentarse, siguen empeñados en la protesta y el flujo de personas que se acercan a la plaza del centro de El Cairo con la intención de acampar.
Muchos empleados públicos retornaron hoy a sus tareas, mientras los bancos volvieron a prestar servicios tras el cierre dispuesto durante la última semana.
Estados Unidos, aliado de Egipto, hizo hincapié en la necesidad de un cambio gradual y de negociaciones entre el Gobierno y grupos de oposición sobre un traspaso ordenado del poder.
La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, respaldó ayer las negociaciones entre Suleiman y los grupos de oposición, diciendo que el diálogo entre Gobierno y opositores necesita tiempo.
Por su parte, el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, se comunicó ayer por teléfono con su homólogo egipcio, a quien le manifestó la necesidad de que haya "una agenda concreta de reformas, un cronograma claro y medidas inmediatas para dejar en claro a la opinión pública y a la oposición que el gobierno egipcio está a favor de las reformas".
Según informó Casa Blanca, Biden se declaró asimismo preocupado por las "continuas redadas contra grupos de defensa de los derechos civiles" y demandó la liberación de periodistas, activistas y defensores de los derechos civiles que "permanecen detenidos sin motivo".

Alerta del Servicio Metereológico