Búsqueda por fecha

(Haciendo Click sobre cada título se despliega la nota completa, más fotografías y videos)

7.2.11

INTI: Paneles de cata de aceite de oliva


SE SIENTE, SE SIENTE…

(www.inti.gob.ar) En el mundo solo hay 47 paneles de cata de aceite de oliva en 17 países, acreditados ante el COI (Comité Oleícola Internacional). En Argentina hay cuatro, dos en Buenos Aires, uno en San Juan y el de Catamarca, el único en el mundo formado íntegramente por ciegos y disminuidos visuales.

El aceite de oliva admite dos tipos de análisis, uno de carácter físico-químico que pondera sus componentes intrínsecos y otro de tipo organoléptico, es decir una evaluación sensorial; esta última es la especialidad del panel de catadores ciegos, puesto que el color, en este producto, no es considerado un parámetro de calidad relevante. 
El panel  es fruto de un proyecto donde el INTI, con la coordinación de la Lic. Lucía Tomada, constituyó una cooperativa junto a la asociación de ciegos y ambiopes de Catamarca, y los capacitó para desarrollar la evaluación sensorial. También realizó los contactos interinstitucionales (MTSS, INTA, UNCa, Ministerio Producción Catamarca) para fundar el proyecto y además coordina la intervención del panel en las  
acreditaciones internacionales frente al COI (Consejo Olivícola Internacional) y los concursos nacionales de aceite de oliva, de los cuales el panel es el evaluador.
Cabe consignar que este Panel de Catadores de Aceite de Oliva del Valle de Catamarca reúne una serie de características únicas: son un grupo de hombres y mujeres discapacitados visuales, ciegos y ambliopes, de un origen social muy humilde, en una provincia postergada, organizados en una cooperativa, vinculados a una actividad que promueve el desarrollo local.
Este logro fue a su vez, un trabajo de equipo, integrado por los miembros del panel, coordinados por la Ing. Sol Molina (INTA) jefa de cata y el Lic. Edgar Ahumada subjefe de cata (UNCa). Es nuestra responsabilidad sostener este equipo para poder mantener la acreditación COI.
Sin embargo, la mencionada acreditación tiene vigencia por un año y debe ser renovada regularmente.
En estas condiciones, los hombres y mujeres del panel, lograron demostrar que: su origen social y geográfico, y sobre todo, sus capacidades diferentes, no constituyen un obstáculo para alcanzar los niveles de excelencia internacional exigibles, para ser reconocidos y acreditados ante una institución del prestigio, la relevancia y el rigor del Consejo Oleícola Internacional (COI), considerando además, que no pertenecen a una institución que los resguarde y contenga económicamente, como sucede con el resto de sus pares en el país y el mundo.
Por todas estas particularidades, este panel de catadores ciegos debe ser objeto de difusión y promoción, a partir de un tratamiento especial y generoso. Deben recibir toda la colaboración y apoyo que sea posible. Son un enorme ejemplo que estimula, muy noble y profundamente, a toda nuestra sociedad, un modelo que se puede replicar.

Alerta del Servicio Metereológico