Búsqueda por fecha

(Haciendo Click sobre cada título se despliega la nota completa, más fotografías y videos)

4.2.11

Precarización del hábitat colectivo


(Ansol).- Se radicó una denuncia en el Comité de hábitat de la ONU contra el gobierno porteño por reducir el presupuesto destinado a políticas habitacionales, el cual también deja afuera al Programa de Autogestión de la Vivienda.

“Los fondos fueron recortados, los organismos responsables de brindar soluciones habitacionales fueron descentralizados y el Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) fue vaciado sistemáticamente desde hace ya varias gestiones”, declaró a Ansol Néstor Jeifetz, Presidente del Movimiento de Ocupantes e Inquilinos (MOI).
La Ley habitacional 341 reconoce 170 millones de pesos para el IVC, de los cuales 70 corresponden a la ciudad con el Programa de Autogestión de la Vivienda (PAV) y el resto a Nación, con el Plan Federal. El referente del MOI indicó que este marco legal “nunca se puso en funcionamiento de manera efectiva, y tampoco tiene alcance nacional. De esto se desprenden dos cuestiones fundamentales: por un lado se complejiza cada vez más un flujo financiero razonable, y por el otro no hay un marco jurídico homogéneo para las políticas habitacionales en nuestro país”.
El PAV fue creado en el año 2000 para dar, mediante créditos, el respiro financiero que las cooperativas necesitaban. Está compuesto por 10.472 familias nucleadas en 534 cooperativas, según cifras publicadas por el IVC. Desde su inicio y hasta el año pasado el programa solo ha ejecutado el 28 por ciento de su presupuesto.
Desde la gestión de Jorge Telerman no está permitido el ingreso de nuevas organizaciones al PAV. Desde el 2000 hasta el 2005 se compraron 110 terrenos y más de la mitad de las familias quedan aún sin lugar para la construcción de su vivienda. “Sin duda los problemas habitacionales no nacen solo con el Jefe de Gobierno Mauricio Macri, hay una continuidad de gestiones sin voluntad política”, concluyó Néstor Jeifetz.

Alerta del Servicio Metereológico